Un ejército invisible: los Lobos Grises. Una misión secreta: Operación Gladio. Un posible objetivo: un premio Nobel de la Paz defensor de los Derechos Humanos en Turquía. La tensión se masca en el ambiente.

Julia ha crecido sin padre. Desapareció misteriosamente de la emblemática Plaza de Taskim de Estambul el 1 de Mayo de 1977, tras ser atado, golpeado y secuestrado. Ahora una fotos inquietantes y unos misteriosos personajes rondan a esta profesora universitaria que va camino de la conferencia del Premio Nobel, el escritor Osmar Kayar.

 


El último aullido del lobo

Capítulo 8. PRIMERA ENTREGA.


 

Julia decidió no usar su automóvil para ir hasta la universidad, no tenía ganas de conducir. En el recorrido del departamento al campus no logró sacarse de la cabeza la palabra que había encontrado escrita en el sobre. Metió la mano en el bolso negro y, sin sacarlas, observó las fotografías. Estaba nerviosa. Cerró los ojos e intentó recordar los momentos que había pasado con su padre pero no pudo recordar ninguno. Entonces, pensó en sus ojos color ámbar y, como siempre, se le presentó aquella imagen estática de él sonriendo y vistiendo una camisa clara.
Volvió a abrir su bolso y miró nuevamente las fotos. Se preguntó si aquella misteriosa presencia de Ali en su clase tendría que ver con el hecho de que tenía pensado viajar a Estambul en las próximas semanas para escribir un libro que hablara de las minorías en los países de Medio Oriente. Estado Profundo, pensó, aunque fuese verdad, ¿qué tiene que ver mi padre en todo esto? No tiene ningún sentido. En ese instante, el taxi se detuvo, Julia le pagó al chofer y se bajó sin esperar el cambio.
Unos metros detrás de ella un hombre de unos cuarenta años la vio y apuró el paso para poder caminar a su lado. Julia lo miró y le sonrió sin dejar de moverse.

 

«Operación Gladio: algunos les atribuyen “contactos” con grupos armados de ultraderecha. Otros directamente los culpan de varios atentados, la “estrategia de la tensión”»

 

—Operación Gladio —dijo Julia en inglés de repente y lo miró de reojo.
—Operación Gladio —repitió él riendo y al ver que ella no hablaba, hizo silencio—. ¿Estás hablando de…?
—¿De qué otra cosa podría estar hablando?
—No lo sé. ¿Te has vuelto historiadora de la guerra fría? ¿O acaso anti comunista? —El hombre la miró y soltó una carcajada.
Julia se detuvo en seco.
—¿Tengo cara de tener un buen día? —preguntó irritada.
Él fijó sus ojos en ella, escudriñándola lentamente.
—¿Dormiste mal?
—Adam, por favor, necesito saber más de Operación Gladio, Estado Profundo… —La voz de Julia denotaba urgencia. A Adam Bloom se le antojó muy extraño verla así.
—Operación Gladio era una especie de… —hizo un gesto con la mano— ejército secreto… ejércitos “de reserva” secretos a lo largo y ancho de Europa, de los países integrantes de la OTAN.
—Para luchar contra el comunismo, eso ya lo sé.
—Exacto —respondió Adam—. Hace varios años, en los noventa… el Primer Ministro italiano, Giulio Andreotti, reconoció la existencia del grupo. ¡Qué escandalete! —Miró hacia arriba con una sonrisa sarcástica en su boca y prosiguió—: Luego lo confirmaron varios más. Por supuesto que poco se sabe acerca de cómo funcionaba esa red paralela de poder. No muchos se quieren hacer cargo de semejante disparate.

Protestas en la Plaza Taskim de Estambul

—Algo más, algo que no sepa —rogó ella.
—Algunos les atribuyen “contactos” —explicó y dibujó las comillas en el aire— con grupos armados de ultraderecha. Otros directamente los culpan de varios atentados, la “estrategia de la tensión” —repitió el gesto—. ¿Recuerdas el atentado a la estación de trenes en Bolonia?
Ella asintió.
—Crear caos para lograr que los votantes se corran a la derecha —acotó Adam.
—Originales.
—Operación Gladio es un invento, claro. Nadie tomó muy en serio a Andreotti en ese entonces —dijo y la miró. Notó que se dibujaba una leve sonrisa en su rostro—. ¿Has estado leyendo en Internet teorías conspirativas? Hablemos de los extraterrestres que construyeron las pirámides o de…
—¿Estás seguro de que no existió? —preguntó ella y se rascó la cabeza.

 

Continúa leyendo ›

 

El Último Aullido del Lobo (Novela)


Un Premio Nobel de la Paz es asesinado durante una conferencia por un integrante de Los Lobos Grises, organización ultranacionalista turca. El asesino deja un misterioso paquete con un manual de operaciones de la CIA. 

 

DISPONIBLE A UN CLIC →

Amazon Kindle

Amazon Paperback

iBooks

Barnes & Noble

Kobo

Más librerías

Entradas creadas 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: